Aunque hay una gran variedad de conjuros y hechizos de amor, la esencia de estos rituales, proviene de la misma acción de cada persona, la creación de un vínculo sentimental y afectivo con la persona que te interesó. En consecuencia, los hechizos de amor son un canal energético que intensifica la necesidad del ser amado por estar a tu lado, a menudo estará recordándote y pensando en ti, Su mente estará creando imágenes físicas y emocionales contigo; Y finalmente, decidirá hacer realidad el sueño de estar a tu lado.

Gracias al poder de los conjuros de amor se pueden unificar las diferentes vibraciones energéticas de cada persona y como resultado, la persona que está siendo hechizada comenzará a sentir atracción emocional y física por ti y sentirá la necesidad de estar más a menudo contigo hasta estar a tu lado completamente. Todo esto suele tener lugar cuando inicialmente existió un contacto entre los dos intercambiando energías internas, dejando una partícula de su imagen en el alma del otro.

Requisitos que se deben cumplir para poder hacer un hechizo de amor

Antes de explicar como hacer este tipo de conjuros, me gustaría aclarar ciertas pautas que son indispensables y que se deben tener en cuenta antes de realizar una unión, amarre o como deseen llamarlo. Para empezar quiero ser muy clara con algunos aspectos, porque muchos se piensan que por hacer estos hechizos ya van a tener ahí atada a la persona que quieran y no es así realmente, para que haya resultado lo primero que hay que tener muy claro, es que ningún hechizo va a crear algo que no existe, si la persona a la que pretendemos hechizar no tiene ningún sentimiento por nosotros, como mucho podremos crear atracción física pero jamás se puede crear amor si no lo hay previamente, una cosa es recuperar un amor que esta apagado o mejorar una relación existente y otra muy distinta pretender que nos ame alguien que no siente nada por nosotros.

Lo segundo que hay que tener en cuenta es que son hechizos que muy rara vez dan efectos rápidamente, lleva su proceso y hay que esperar por lo general al menos unos 30 días a que haga efecto, dependiendo del caso y de la dificultad de éste, así que si una persona te promete efectos al momento o en pocos días, lo mas seguro es que te esté mintiendo.

El terecer punto es la duración, ningún hechizo aunque sea un amarre o una unión es eterno, todo hechizo tiene su tiempo de efecto y cuando pasan unos meses hay que mantenerse reforzando el trabajo para que todo siga como había estado hasta el momento, la persona tiene que tener muy claro que esto es un proceso que va a tener que repetir cada cierto tiempo y que no es algo eterno.

Por último, ningún amarre o unión se hace con magia blanca, el que diga eso no esta siendo objetivo porque por muy buenas intenciones que pueda tener la persona al hacer esto, siempre se está obligando al otro y eso es un acto egoísta al fin y al cabo, entonces lo que se usa para hacer estos hechizos son energías por lo general bastante oscuras y eso puede tener algunas repercusiones en la persona mientras está haciendo efecto el ritual, los efectos pueden variar dependiendo de la persona pero hay que tener claro con que tipo de entidades estamos trabajando, ningún ser de luz va a concederle a nadie una petición de este tipo.

Dentro de los hechizos de amor debemos diferenciar entre:

-Endulzamientos: los endulzamientos solo hacen efecto a la persona que tenga sentimientos y es útil cuando veas a la otra persona más flojito en el amor o esté más distante de ti, solo si la persona tiene sentimientos tendrá efecto ese endulzamiento, si no los tiene no sirve de nada. Se llama endulzamiento al ritual que se hace con miel, canela y azúcar,la palabra lo dice “endulzamiento” lo demás que cuentan algunas de fotos y lazos,eso no es endulzamiento. El endulzamiento es mágia blanca,no tengáis miedo, no es ningún amarre, lo podéis hacer perfectamente sin hacer daño a la otra persona, la otra persona sentirá un montón de sensaciones si hay sentimientos.

-Atracciones: Los hechizos para atracción sexual se pueden usar para sorprender a la pareja en situaciones eróticas, para conseguir estar con esa persona que tanto deseas o para vengarte de alguien sexualmente hablando. En la vida normalmente las relaciones sexuales hacen liberar energías, tener placer y disfrutar momentos agradables,  es por ello que los seres humanos necesitan el sexo para liberar tensiones retenidas y mostrar amor hacia la pareja.

Se debe tener en consideración a la hora de realizar los hechizos de atracción  la existencia de la atracción sexual que ambas personas se deben de tener para obtener los resultados esperados, puesto que si una persona ni siquiera siente afinidad por la otra es algo sin sentido llegar obtener los resultados que se deseas.

-Dominaciones: los hechizos para dominar se diferencian del resto de amarres en que incorporan un elemento de dominio y posesión física del que otros hechizos de amor carecen.

La efectividad de un hechizo de dominar proviene en su mayor parte de los sentimientos de deseo y control presentes en el alma de aquél que realiza el hechizo. Es por esto por lo que los hechizos de dominación más efectivos son aquellos que realiza la propia persona que sea conseguir el deseo de la otra.
Esta característica de dominación pasional y casi violenta requiere de algunos elementos que reflejen el deseo visceral de quien realiza el hechizo de dominio. Este elemento debe provenir de su propio cuerpo, debe contener una parte del mismo ser de esta persona. Para conseguir la mayor efectividad del hechizo de dominio se necesita además un elemento cercano a la esencia de la persona que se desea dominar. Este elemento es el más difícil de conseguir pero es clave para el éxito de un efecto de dominio, especialmente contra personas orgullosas y de carácter intenso. El elemento de posesión puede ser un cabello, una prenda, un objeto personal o una fotografía de la persona deseada. Cuanto más íntimo y cercano a su ser sea este objeto, más efectivo será el hechizo para dominar.

-Amarres o uniones: Los hay de magia roja o magia negra, habría que comentar que la diferencia se basa en la propia naturaleza de estos tipos de magia: la magia negra se vale de ofrendas, hechizos y rituales hechos con entidades oscuras y energías del bajo astral.

En cambio, la magia roja tiene como componente central de los hechizos la sangre u otros tejidos vivos de terceros. La magia negra, la más peligrosa, manipula directamente la capacidad de elección de la persona, logrando que haga lo que quien realiza el hechizo quiera. Los afectados de magia negra son poco más que zombies sin voluntad ni sentimientos propios, por lo que no se recomienda su uso.

¿Cómo Lograr Hechizos de Amor 100% Efectivos?

Todas tus acciones mágicas deben basarse en la unificación de sentimientos, pensamientos y deseos teniendo una influencia simultánea en todas las esferas del alma, puedes restaurar, atraer o fortalecer lo que realmente buscas en una persona. Si dentro de los hechizos de amor solo te enfocas en unos cuantos deseos como la pasión y el deseo, pero te olvidas por completo de los sentimientos de amor, se puede romper la armonía interna y las contradicciones aparecerán.

Pero lo más importante es que los hechizos de amor deben convertirse en una adición y una realidad en sus vidas, pero no un reemplazo total para atraer el amor a su vida. Por lo tanto, para obtener el éxito esperado de los conjuros de amor es necesario realizarlos al pie de la letra y evitar posibles distracciones que puedan llevar a la desconcentración, también deberá continuar su vida diaria enfocando todas sus acciones y pensamientos en la llegada de su ser amado.

Aproveche cada día y no deje que ningún obstáculo lo aleje de su objetivo principal. Use la magia a su favor realizando los rituales que le llamen más la atención, de olores, pociones de amor y las palabras mágicas, el arte de los maestros de unir el mundo espiritual y el mundo físico te dará el poder necesario para hacer realizada todos sus sentimientos y pensamientos.