varios-amuletos-y-talismanes-colocados-en-unas-piedras-619x346

Hoy me gustaría hablaros de un tema que, muchos pasarán por alto a la hora de adquirir o comprar ciertos artículos de esoterismo que se supone tienen la función de hacernos algún bien o aportarnos una gran variedad de beneficios, dependiendo del tipo de amuleto, talismán o vela que usemos y de su función.

Ayer mismo me ocurrió algo que tiene que ver con todo esto, me pareció curioso y creo que sería productivo comentarle al resto. Lo que pasó es que me acerque por la mañana con un amigo a hacer unas cosas por un pueblo que hay aquí cerca y pasamos por delante de una tienda de esoterismo, entramos a ver que tenían y había bastante variedad de productos. Me llevé unas velas y un par de piedras que necesitaba y al salir de la tienda, nos fijamos en unos budas que tenían en el escaparate de cristal bastante bonitos, que servían  (según decía en el cartel) para atraer la buena fortuna y el dinero.

A mi amigo le gustaron bastante pero no llevábamos suficiente dinero encima para comprarlo, así que nos fuimos y dijo que volvería a por el otro día, esa misma tarde apareció, no sólo con su buda si no que me había comprado otro a mi, venía envuelto en una especie de plástico y una funda. Al cogerlo y empezar a desenvolverlo enseguida noté algo extraño en esa figura, estaba cargada de una energía muy oscura, como si lo hubieran hecho a propósito para que, en lugar de hacer la función que te prometen, haga todo lo contrario. Total que tuve que limpiarlo y quitarle toda esa mala energía y ritualizarlo yo de nuevo, para que sirviera para atraer cosas buenas y no todo lo contrario, esto una persona que no tiene la sensibilidad que puedo tener yo o tienen ciertas personas, lo coge y lo deja en su casa sin darse cuenta de lo que han comprado realmente.

Esto no es la primera vez que me pasa, otro día fui a comprar una vela que se suponía era para abrir caminos y noté la misma mala energía o peor que en este caso, por lo tanto esa vela no me serviría para nada bueno y habría sido mejor hacerla yo misma en mi casa. Ese es el primer inconveniente, el segundo que había tirado un dinero que me habría servido para otra cosa y el tercero y más importante, si lo hubiera usado no solo no me habría abierto los caminos si no que hubiera empeorado mi situación.

Por desgracia hay muchas personas que se dedican a hacerle daño a otros, y no solo de forma personal si no también vendiendo artículos que están cargados con malas energías y son de todo menos lo que dicen ser, el propósito de quien lo ha hecho es de todo menos bueno. Mi recomendación es, siempre que se pueda y se tenga a alguien que sepa reconocer ciertas energías, que nos mire lo que hayamos comprado para saber si es de fiar y sirve realmente para lo que te han prometido, una persona que tenga estas capacidades no necesitará tocar o tener cerca el objeto, con verlo en una imagen le serviría.

Espero que les sea útil esta información y que lo tengan en cuenta antes de confiarse con ciertos amuletos o productos.