Observemos que es la leche materna y que es la leche animal

La leche materna humana es el alimento natural producido por la madre para alimentar al recién nacido. Se recomienda como alimento exclusivo para el lactante hasta los 6 meses de edad, ya que contiene todos los nutrientes necesarios para su correcto crecimento y desarrollo (excepto en el caso del recién nacido pretermino, en el que la leche materna es insuficiente y ha de fortificarse). Además contiene inmunoglobulinas y otras sustancias que protegen al bebé frente a infecciones y contribuye a estrechar el vínculo,madre-hijo, favoreciendo un adecuado desarrollo psicomotor.

La leche es una secreción nutritiva de color blanquecino opaco producida por las células secretoras de las glándulas mamarias o mamas de las hembras de los mamíferos, incluidos los monotremas.1 2 3 4 La principal función de la leche es la de nutrir a las crías hasta que son capaces de digerir otros alimentos, además de proteger su tracto gastrointestinal contra patógenos, toxinas e inflamación y contribuir a su salud metabólica regulando los procesos de obtención de energía, en especial el metabolismo de la glucosa y la insulina

Cuando inicia el consumo humano de la leche de origen animal

El consumo humano de la leche de origen animal comenzó hace unos 11 000 años con la domesticación del ganado durante el llamado óptimo climático. Este proceso se dio en especial en oriente medio, impulsando la revolución neolítica.9 El primer animal que se domesticó fue la vaca, a partir del Bos primigenius, después la cabra, aproximadamente en las mismas fechas, y finalmente la oveja, entre 9000 y 8000 a. C. No todas las leches de los mamíferos poseen las mismas propiedades. Por regla general puede decirse que la leche es un líquido de color blanco mate y ligeramente viscoso, cuya composición y características físico-químicas varían sensiblemente según las especies animales, e incluso según las diferentes razas. Estas características también varían en el curso del período de lactación, así como en el curso de su tratamiento.

Contiene una proporción importante de agua (cerca del 87 %). El resto constituye el extracto seco que representa 130 gramos (g) por l y en el que hay de 35 a 45 g de materia grasa.
Gracias a esto algunos cientificos, criticos y pensadores para no nombrar a mas han llegado a varias conclusiones entre ellos tenemos a el frances Thierry que dice:

“El tema se ha calentado en los últimos meses por un libro del francés Thierry Souccar, escritor especializado en temas de nutrición, que lleva por título algo así como “leche, mentiras y propaganda”. En él el autor no sólo desmonta los mitos sobre la leche, sino que saca a la luz efectos nocivos hasta ahora poco conocidos y acusa a la OMS y al gobierno de Francia de plegarse a las presiones de la industria y recomendar el consumo del blanco líquido.”

Entonces culpamos a la vaca o a el humano por su consumismo desenfrenado sin pensar en consecuencias?

La culpable de que la leche siente mal a mucha gente adulta es la lactosa, “el azúcar de la leche”, para digerir la cual los humanos disponemos de la lactasa, una enzima que la mayoría dejamos de producir al terminar la infancia. Por lo visto, alrededor del 60-70% de la población mundial no tolera la lactosa, ahí es nada.

Además, el principal beneficio que siempre se ha atribuido a la leche, el aportar calcio para el correcto mantenimiento de nuestros huesos, también es falso. Que ya obtenemos calcio más que suficiente comiendo verduras y frutas, incluso bebiendo agua del grifo, y que no por mucho inflarse a comer cosas con calcio se tienen huesos más hermosos.

conspiraciones