¿Como elige el alma a sus futuros padres para reencarnar?

violet-aura

Los individuos que esperan su momento para reencarnar, no están como en una ventana viendo lo que sucede en el plano físico.

Cuando la pareja en el acto sexual entra en fusión, genera una intensa elevación de energía cuya vibración va a situarse y abrirse en una de las esferas ubicadas en los planos sutiles. Cada esfera está habitada por diferentes grupos de entidades. La esfera con la que se conecta la pareja corresponde al nivel de su desarrollo para procrear, a la energía que han sabido liberar, a la manera como han vivido esa energía, a todo lo que son espiritualmente, hereditariamente y que corresponde a todo lo que pueden proponer como padres, raza, nación, etc.

Todo esto constituye lo que ellos pueden ofrecer como destino para esa entidad. Es por esa razón que las esferas viajan. En un período de tiempo X en la tierra, la esfera que estaba designada para los nacimientos, las entidades que la habitan habiendo obtenido suficientes encarnaciones, la esfera se desplaza y sede el lugar para otras esferas con otras entidades.
Es por eso que se dice que cíclicamente los iniciados de tal país, o que los atlantes, o que los iniciados egipcios, o que los iniciados celtas regresan en encarnación; o al contrario que las órdenes malévolas de tal o tal grupo regresan en encarnación.
Esto es porque cada individuo, cada alma pertenece a una vibración, pertenece a una esfera de entidades y esas esferas tienen derecho a la encarnación en horas muy precisas. En momentos que corresponden a sus desarrollos espirituales o la necesidad de su encarnación para efectuar algo en el planeta. Por lo tanto, siempre hay una gran correspondencia entre el mundo espiritual y el mundo físico.
Entonces, cuando ese gran túnel de vibración se ha elevado y abierto en la esfera que corresponde a las entidades que deben encarnar en ese momento, el factor preponderante que determina la entidad es la similitud de las vibraciones. Lo que aportan los padres como destino, karma, educación, devenir social, etc. Y no porque reconoce a sus antiguos padres o amigos de una otra vida.
Los vínculos karmicos no son jamás lazos afectivos y es por eso que pueden estar casados con personas que son nuevas en vuestro desarrollo cósmico. Si quisieran en cada reencarnación encontrarse con el mismo marido o la misma esposa, no habría evolución y no habría diversidad porque el alma, desde la perspectiva de su reino, no tiene relación afectiva con lo manifestado (el mundo físico). El alma tiene una relación de necesidad y una relación de voluntad. Lo que es justo se vuelve su voluntad, lo que es necesario se vuelve su voluntad y el amor es para todo el mundo y no solo para las personas que ha previamente conocido. El amor es para todos.

Esto quiere decir que el alma no tiene ningún problema con casarse con tal o tal ser, porque ella tiene amor para todo el mundo. En cambio, la psicología que se generará a partir de la encarnación, independientemente de la disposición tomada por el alma y su universalidad, va a seleccionar sus potenciales parejas: “Este si me gusta, este no”. Todo eso pertenece al juego del plano físico y no al juego del alma.
Así que cuando el alma en su esfera vio que destino podría obtener encarnándose en tal o tal hogar envía su acuerdo. De la misma manera que la energía subió a ella para suscitarla, el alma también envía su energía para dar su consentimiento, para que el embrión pueda formarse, porque si no el embrión no podrá formarse y es cuando se dice que la pareja es estéril.
Es cierto que en algunos casos, realmente hay un problema a nivel de los órganos, pero en muchos casos de infertilidad es simplemente porque la vibración no encuentra ningún eco favorable en las esferas. En esos casos, la mujer y el hombre deben sobre todo trabajar en ellos mismos. No es que sus órganos sean estériles, sino que el destino que proponen no interesa a ninguna alma.

Ellos tienen que repensar algunas ideas, ciertas posesiones, los instintos o cuál es su razón de querer tener un niño, porque si hay una cosa que las entidades rechazan totalmente es la de encarnar solamente porque mamá y papá quieren absolutamente tener un bebé. Eso es algo que no les agrada para nada a las entidades. Mucha gente quiere un bebé como el niño quiere el juguete del vecino, porque es algo que puede divertirles. Ahora bien considerar la procreación como una diversión tiene muy mala recepción para las almas.

(Maestro Pastor, 08-11-87)

Nota: Lo que Pastor llama “esferas” ubicadas en los planos sutiles donde viven las almas humanas entre dos reencarnaciones, la Teosofía y el Budismo las llaman “Lokas” que en sanskrito significa regiones o moradas. Existen tres grandes regiones sutiles: Kama-Loka, Rupa-Loka y Arupa-Loka que se traducirían como la región del deseo, la región de la forma y la región sin forma, cada una teniendo a su vez múltiples sub-regiones.

Reencarnación

Ejercicio para saber quien fuiste en tu vida pasada

1. Necesitarás un espejo, de tamaño no muy grande ya que debemos estar frente a el por un tiempo largo y sería incomodo estar de pie, recomiendo coger uno de tamaño mediano, que quepa nuestra cara bien.

2. Elige un lugar tranquilo, en el que puedas concentrarte y no haya ruidos ni nada que te pueda perturbar, es importante estar cómodo y por lo tanto adoptar una buena postura y llevar un atuendo que no nos moleste.

3. La iluminación del sitio no debe ser muy fuerte ni muy débil, lo mejor es iluminar el lugar con una luz natural, ya sea del exterior o con velas, pero siempre que sea algo suave.

Cuando tengamos todo listo, cogemos el espejo y lo colocamos frente a nuestra cara, debemos enfocar nuestra vista en la parte del entrecejo, donde se encuentra la glándula pituitaria o tercer ojo. A medida que pasa el tiempo, iremos viendo como la imagen de nuestra cara se desenfoca y va cambiando, (no tenemos que forzar la vista para evitar hacernos daño, este ejercicio lleva tiempo y requiere de concentración visual) algunos pueden ver animales, otros personas o rostros de seres extraterrestres, depende de la persona y sus capacidades.

El tiempo que se tarda en conseguirlo puede variar, pero sobre los 15 minutos se pueden empezar a ver algunos cambios, espero que os guste y quien lo haga comente su experiencia con los demás, un saludo!

24

El Karma

¿Qué es el karma?

La ley del karma es un ejemplo especial de la ley de causa y efecto que establece que nuestras acciones físicas, verbales y mentales son causas, y nuestras experiencias son sus efectos. La ley del karma enseña por qué cada individuo posee una disposición mental, una apariencia física y unas experiencias únicas. Estas son los efectos de las incontables acciones que cada uno ha realizado en el pasado. Puesto que no hay dos personas que hayan realizado las mismas acciones en vidas pasadas, nadie puede tener los mismos estados mentales, experiencias y apariencia física que otro. Cada ser posee su propio karma individual. Algunas personas disfrutan de buena salud y otras sufren enfermedades sin cesar. Unas tienen un físico atractivo y otras no. Algunas siempre están alegres y se conforman con poco, mientras que otras suelen estar de mal humor y nunca están satisfechas. Algunas personas entienden con facilidad el significado de las enseñanzas espirituales, pero otras las encuentran difíciles y oscuras.

La palabra karma significa ‘acción’ y se refiere principalmente a nuestras acciones físicas, verbales y mentales. Las acciones que efectuamos dejan huellas o impresiones en nuestra mente muy sutil que, con el tiempo, producen sus correspondientes resultados. Nuestra mente es comparable a un campo de siembra, y las acciones que cometemos, a las semillas que en él se plantan. Las acciones virtuosas son las semillas de nuestra felicidad futura, y las perjudiciales, las de nuestro sufrimiento. Estas semillas permanecen ocultas en nuestra mente hasta que producen su efecto, cuando se reúnen las condiciones necesarias para su germinación. Además, desde que se realiza la acción original hasta que maduran sus consecuencias, pueden transcurrir varias vidas.

Como resultado de nuestras acciones o karma, renacemos en este mundo impuro y contaminado y tenemos problemas y dificultades sin cesar. Nuestras acciones son impuras porque nuestra mente está contaminada por el veneno interno del aferramiento propio. Esta es la razón principal por la que experimentamos sufrimiento. Este es producido por nuestras propias acciones o karma y no es un castigo impuesto por nadie. Sufrimos porque hemos cometido numerosas acciones perjudiciales en vidas pasadas. El origen de estas malas acciones son nuestras propias perturbaciones mentales, como el odio, el apego y la ignorancia del aferramiento propio.

Cuando hayamos eliminado de nuestra mente el aferramiento propio y demás engaños, nuestras acciones serán puras. Como resultado de estas acciones, nuestras experiencias, nuestro mundo, cuerpo y disfrutes, y los seres que nos rodean, también serán puros. No quedará ni el menor rastro de sufrimiento, impureza ni dificultades. De esta manera, encontraremos la verdadera felicidad en nuestra mente.

86ca5c0575616e47f0a2d7630fba9f74