Las 8 caras de la Gran Pirámide de Giza

ea50d8bce780dbbfb19f4e35eebb2979

Obra culminante de la civilización del antiguo Egipto. Posiblemente encierra mas misterios que ninguna otra construcción en el mundo. No sabemos ni quien, ni cuando ni lo que es mas sorprendente, como la construyeron. Algunos de sus bloques pesan sesenta toneladas y hasta el siglo XIV estubo cubierta de losas de revestimiento que estaban tan pulidas como las actuales lentes de telescopios espaciales

La teoría mas aceptada es que la mando construir el faraón Keops de la cuarta dinastía del antiguo Egipto hace unos 4500 años. Otras teorías retrasan la fecha a la época mas misteriosa de la humanidad: Hace 10.000 años cuando la disposicion de las estrellas de la constelación de Orion coincidia con las tres piramides de Giza. (Keops, Kefrén y Micerinos) Sorprendentemente Orion corresponde al dios Osiris de los Egipcios, dios de los muertos. Es cada vez mas aceptado que la sabiduria de entonces era muy superior y que por alguna razón se fue perdiendo. Keops, según esta teoría solo aprovecho la mole pétrea como su tumba pero esque ni siquiera se sabe si Keops estubo allí enterrado.

La Gran piramide se eleva 146 metros sobre la meseta de Giza y fue la mas alta construcción humana hasta el siglo XIV. Algunas obras posteriores como el Templo de Salomón o El Monasterio del Escorial han imitado sus medidas y proporciones.

descarga-5

Las 8 caras de la Gran Piramide

Mucha gente desconoce que la Gran Piramide es la única que tiene 8 caras ya que aparentemente son 4. Podemos comprobarlo con esta imagen de satélite. La razón se desconoce. Existen algunas teorías que van desde la utilización de las sombras que estas caras harían en determinadas fechas como solsticios o equinoccios hasta razones estructurales o simplemente esteticas
¿Como se construyo?
Una teoría muy aceptada por los arqueólogos es que utilizaron una rampa de tierra para subir los bloques, pero los ingenieros aseguran que esta rampa seria aun mas difícil de hacer que la propia piramide y se inclinan mas por varias rampas que la rodeaban. Es sorprendente la precisión que tenían a la hora de alisar el terreno y trazar las líneas rectas, obteniendo resultados similares a los que conseguimos hoy en día con nuestros instrumentos laser y mediciones por satélite.

La pirámide se compone de tres cámaras principales, dos situadas en el interior de la pirámide, actualmente denominadas Cámara del rey y Cámara de la reina, y una en el subsuelo, la Cámara subterránea. A las cámaras se accedía desde el lado norte, por un pasaje descendente, obstruido al final por grandes bloques de granito, que comunicaba con dos pasadizos, uno ascendente, que desemboca en la Gran galería, y otro descendente, que llega hasta la Cámara subterránea.
La Gran galería

La Gran galería es un gran pasaje ascendente de unos 47 metros de longitud y ocho metros de altura. Las paredes de la Gran galería son planas hasta una altura de dos metros y, a partir de ahí, escalonadas, conformando una falsa bóveda por aproximación de las hiladas.
La Cámara del rey
La Cámara del rey está conformada por losas de granito y es de planta rectangular, paredes y techo lisos, sin decoración, y únicamente contiene un sarcófago vacío de granito, sin inscripciones, depositado allí durante la construcción de la pirámide, puesto que es más ancho que los pasadizos; sobre el techo se encuentran las llamadas cámaras de descarga, y la más alta dispone su techo con grandes bloques inclinados, a dos aguas, para desviar la gran presión que ejercen los bloques superiores de la pirámide, evitando que todo el peso descargue sobre el techo de la cámara real. Se accede a ella por un pasaje horizontal llamado antecámara que parte del extremo superior de la Gran galería.
La Cámara de la reina
La Cámara de la reina, denominada así por los árabes, aunque según Mark Lehner y la gran mayoría de los egiptólogos, no se destinó a la esposa del rey sino a una estatua Ka del mismo (Serdab, habitáculo destinado a contener la representación espiritual del difunto: estatua Ka), está situada casi en el eje de la pirámide; tiene acceso mediante un pasaje horizontal, que comunica con la zona inferior de la Gran galería, inicialmente oculto por las losas del pavimento. Es de planta rectangular, paredes lisas, sin decoración, con un nicho, y techo inclinado, a dos aguas.
La Cámara subterránea
La Cámara subterránea, excavada en el subsuelo, es de planta rectangular, con suelo irregular, paredes y techo planos; contiene dos habitáculos, a modo de sarcófagos, un pozo y una pequeña galería. Se accede a ella por un pasaje descendente, que es prolongación del primer pasillo de la pirámide. También esta comunicado con la Gran galería mediante un angosto túnel, casi vertical, perforado en los bloques.
Los canales de ventilación
De cada cámara real parten dos angostos conductos inclinados, en las paredes norte y sur, llamados «canales de ventilación», pues ese es su uso actual, ventilar mediante impulsores eléctricos; se desconoce su función original pues los de la Cámara de la reina no comunicaban con el interior en su último tramo, ya que estaban tapados por las grandes losas graníticas del revestimiento de los muros. Los de la Cámara rey fueron descubiertos por R. Howard Vyse, y los de la Cámara de la reina por W. Dixon.

Las Pirámides

pyramid

La pirámide en la magia, es un accesorio muy útil para el practicante mágico que no quiere dejar nada al azar.

La antigua sabiduría egipcia dedicada a los cultos estelares sobre los cuales, se ha estructurado gran parte de la magia, y a partir de los hallazgos arqueológicos encontrados se han podido reconstruir sus propiedades.

Es sabido que la pirámide funciona como catalizador, transportando en su interior la energía cósmica que se condensa y activa conservando mejor, a todo lo que se le somete.

En particular es la pirámide de Keops, la que posee exactamente estas características, por lo que las pirámides utilizadas en magia reproducen exactamente sus medidas.

Se pueden construir con materiales diferentes, y casi siempre son elegidos en función del tipo de operación a la cual se desea recurrir, en efecto algunos experimentos han permitido saber que la conservación de las momias han sido fruto en gran parte de esta focalización energética.

Algunos investigadores y experimentadores han podido producir autenticas momificaciones con trozos de carne que fueron situados en el centro de la cámara, localizada en la base de la pirámide, como si por algún mágico motivo se diese una situación de vacío total y el aire mismo no estuviese presente en la cavidad de la misma.

Es sabido que es el oxígeno con las bacterias transportadas por él lo que produce la descomposición y que en ausencia del oxígeno y de las bacterias, esta se reduce notablemente.

En algunas formas curativas, se utilizan las pirámides que se construyen siempre respetando el modelo original de la pirámide de Keops, pero cuyo material predominante es el cobre, por las propiedades terapéuticas que este posee.

El practicante mágico puede recurrir al uso de las pirámides, eligiendo la de cristal o la de plástico, pero también la de metal si lo considera necesario, siempre que se respeten las medidas, y siguiendo algunos métodos básicos muy fáciles de entender y utilizar.

Después de cada ritual se puede poner bajo la pirámide, las fotografías y todo lo que se deba someter a un mayor refuerzo de la acción mágica realizada, dejándola durante toda la lunación necesaria, para el refuerzo del rito.

Efectuando el rito en los periodos en los que la luna está en cuarto menguante (cuando el disco lunar está blanco) y va reduciéndose poco a poco, hasta volverse negro.

Todo lo que se sitúa dentro de la pirámide sufre una especie de descarga de energía por lo que sirve para calmar y eliminar las negatividades y todo lo que se quiera alejar.

En los periodos cuando la luna está en cuarto creciente , (cuando el disco lunar está negro) y va ensanchándose poco a poco hasta volverse blanco del todo , lo contrario de lo anterior, lo que se sitúa dentro de la pirámide experimenta un vigor, por ello aumenta en energía y sirve tanto para aproximar como para hacer más activo, agresivo y cargado de fuerza.

El practicante mágico dispone así de un elemento más para reforzar el hechizo que ha querido producir dado que la energía que se condensa en el interior de la cámara de la pirámide producirá este efecto.

Algunos usos de las pirámides

Pirámide de ritualización de cera

Se utiliza para magia amorosa y se realiza siempre que pueda ser en pura cera de abeja, y dependiendo de los colores tendrá los siguientes significados:

Pirámide amarilla: se utiliza para la salud, valor, bienestar, prestigio y exorcismos.

Pirámide blanca: da armonía y bienestar familiar, combate el nerviosismo, y también para el exorcismo.

Pirámide roja: se utiliza para rechazar o hacer hechizos para la sexualidad.

Pirámide violeta: para la meditación, estudios, comercio y viajes.

Pirámide celeste: para la serenidad, salud contra los hechizos, negocios y trabajo.

Pirámide verde: Para vínculos de amor, contra los fantasmas, presencias espiritistas y salud.

Pirámide negra: para acciones negativas.

Para atraer energía positiva a cada área

Comedor Poner un pirámide verde sobre la mesa, ya sea de cartón o acrílico, debajo de ésta poner una foto de la familia y peticiones. Para ello, el jefe del hogar debe consultar con sus seres queridos para anotar lo que se quiere pedir especialmente si existen problemas que puedan afectar la felicidad del núcleo familiar.

Sala Sentarse en el sofá, cerrar los ojos y visualizar a las personas que pueden visitar el hogar. Luego, imaginar que están en una pirámide de cristal y que todos hablan de manera cordial, amena, amistosa y sincera.

Cocina Ubicar una pirámide roja sobre la estufa (que no esté prendida) o sobre la mesa del comedor auxiliar. Poner debajo de ésta peticiones positivas. Por ejemplo: “Que en mi casa nunca falten buenos proyectos y deseos de progreso.

Habitación o cuarto de dormir Seleccionar una pirámide de acuerdo con los deseos:

Rosada: Para mejorar la comunicación con el ser amado.
Roja: Si quiere avivar la sensualidad y la pasión.
Verde: Si se desea mejorar cuestiones de salud y bienestar.
Blanca: tono ideal para cualquier necesidad.
Violeta: favorece el crecimiento espiritual.
Estudio Poner una pirámide de madera y descansar debajo de ésta durante 15 minutos. Después visualizar lo que quiere hacer, por ejemplo terminar sus estudios, hacer una especialización, etc.

Pirámides de mineral

Pirámide de cuarzo:
Amplifica la energía que podemos canalizar, activa los niveles de conciencia y da equilibrio. Aumenta la vibración del aura. Transmuta las energías.

Pirámide de amatista:
Transmuta la energía negativa en positiva, favorece la persuasión y la compresión. Altamente protectora, da paz y serenidad, combate el estrés, favorece la intuición. Aumenta la creatividad, el coraje y la autoestima.

Pirámide de cristal

El cuarzo es a menudo llamado el “Cristal del Poder” y puede ayudar a amplificar cualquier energía o intención. El cuarzo es también conocido como el “maestro curandero” por su alta vibración y es la piedra de curación más versátil entre todos los cristales. Al trabajar con estos poderosos objetos, asegúrate de que has declarado un propósito para el bien supremo, y deja en claro tus deseos o propósitos. Porque mediante la combinación de la geometría sagrada de una pirámide con la Geometría Sagrada de un cristal de cuarzo, se obtiene como resultado una pieza muy poderosa que nos lleva a altas energías. Las cualidades más espirituales de las pirámides y del cuarzo se combinan excelentemente para ayudar a la meditación.

Pirámides de cobre

Sabemos que el cobre es un buen conductor de electricidad, pero también es un excelente conductor de las energías sutiles, facilitando así la dirección y el flujo de energía y proporcionando una conexión armónica entre el cuerpo físico y astral. Según la leyenda, el cobre es el metal del dios Hermes, que fue el “mensajero de los dioses”, porque la información de ida y vuelta se producía entre el reino divino y el mundo mortal. El cobre también se ha asociado con el planeta Venus, por lo que proporciona un equilibrio y un efecto estabilizador.